De forma general, y más en concreto en la hostelería, hablar de limpieza implica seguridad e higiene. Estos tres conceptos son fundamentales en el día a día de cualquier cocina industrial. Es importante tener un nivel alto de exigencia en estos conceptos.

El sistema de ventilación y filtración del aire es un elemento fundamental en el proceso de la correcta higiene del lugar, ya que eliminará humo, vapores y olores de tu cocina. Se deberá de limpiar, como mínimo dos veces al año, tanto la campana extractora, como la red y los conductos de ventilación. Además, de forma mucho más periódica, se debe limpiar la grasa producida por el humo y que se queda pegada en los filtros del extractor. Esta grasa es muy inflamable y es la principal responsable de los incendios ocurridos en las cocinas. Por lo que para prevenir los incendios será aconsejable limpiarla de forma muy continuada.

Además, el mantenimiento de estos elementos también producirán que los mismos alarguen su ciclo de vida útil, suponiendo un ahorro de energía y económico para el local.

Así pues, con el desengrase y la limpieza garantizarás no únicamente la limpieza, sino también la vida útil de tus equipos, además de ahorrar dinero.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies