Los insectos no solo se refugian del calor, sino que también buscan una fuente fácil de comida, por lo que la higiene y no tener alimentos a la vista es clave para evitar su propagación. Recoger los restos de comida y ser especialmente escrupulosos con la limpieza son factores fundamentales para prevenir la aparición de cucarachas y hormigas.

Si hay indicios de la existencia de cucarachas, hormigas o avispas, al tratarse de insectos que forman colonias, se debe buscar el lugar por dónde están entrando y taponar dicho acceso. Los insectos suelen entrar por pequeños resquicios que pasan desapercibidos o que no vemos bien, como detrás de un mueble o en un pequeño agujero entre baldosas. Sin embargo, las cucarachas buscan tanto comida como agua, por lo que no es raro que se encuentren cómodas en baños y alrededor de las canalizaciones.

Por lo que para evitar la presencia de cucarachas en el entorno debemos eliminar fuentes de humedad y fuentes de alimentos (no dejar alimentos o agua sin tapar a su alcance, limpiar los restos de comida, cerrar bien las bolsas y cubos de basura para evitar olores atrayentes), mantener una ventilación adecuada para eliminar olores y temperatura no excesiva y una limpieza periódica son determinantes para luchar contra esta plaga. También es recomendable corregir aquellas deficiencias estructurales que permitan la entrada de los insectos, sellando grietas, supervisando las instalaciones de gas y agua y comprobar los desagües.

Las avispas sin embargo suelen estar en el jardín o en la terraza, aunque su nido suele estar en elementos arquitectónicos o de la construcción como aleros, cajas de la persiana o estructuras de toldos. Nunca debe tapar el orificio de acceso al nido ya que las avispas son capaces de abrirse paso y podrían hacerlo hacia el interior de su local.

Para luchar contra los insectos, las trampas e insecticidas son la primera herramienta, ya que funcionan como cebo, al ser los insectos atraídos por la comida, para luego morir. En el caso de usar insecticida, es importante mantener a los niños y la comida alejados de estos productos y, en caso de ingestión accidental, se debe acudir inmediatamente a un centro de salud con el envase o llamar al Instituto Nacional de Toxicología.

Si no nos encontramos ante un caso aislado, puede que una colonia de insectos se convierta en una plaga, por lo que deberá desinfectar todo su local. En Dimasa disponemos de un catálogo amplio de productos de limpieza y desinfección, algunos incluso con efecto contra insectos rastreros, por lo que no dude en contactar con nosotros para resolverle cualquier duda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies