Barredora o fregadora

A la hora de elegir la maquinaria adecuada para realizar la limpieza de su negocio, nave o industria, nos puede saltar la duda de qué maquinaria de limpieza se adecúa a nuestras necesidades. Elegir entre una barredora o una fregadora de suelos puede ser algo difícil, a continuación veremos qué consideraciones se debe hacer para elegir correctamente entre una y otra; aunque en primer lugar, vamos a diferenciarlas.

Las barredoras son una maquinaria adecuada para pequeñas y grandes áreas (incluidas las viales), se utilizan tanto en espacios internos como externos, y a su vez permite que sean con operador sentado o de pie, permitiendo siempre desde su posición tener la máxima visibilidad y el mejor control de la maquinaria. Son muy prácticas, fáciles de manejar y eficientes. Especialmente recomendadas en áreas de mucho polvo, suelos rugosos y en áreas exteriores. Eliminan el polvo y residuos sin levantar polvo. Existen barredoras de baterías, que son ideales para interiores porque no contaminan, y barredoras de motor a gasolina para exteriores.

Por otro lado, las fregadoras permiten una mejor productividad y eficacia. Ideales para empresas de limpieza profesional así como industrias, comercio, edificios públicos, entre otros. Muy útiles tanto para la limpieza de suelos lisos como para los pintados con epoxi. Friegan y secan en una sola pasada. Eliminan manchas de grasa y marcas de rodaduras de las carretillas. Existen diversos modelos según las necesidades del usuario, desde aplicaciones para grandes superficies hasta zonas muy congestionadas o lugares de menor acceso.

Ventajas de las barredoras industriales:

  1. Posibilidad de personalizar los cepillos según el tipo de superficie.
  2. Según las necesidades de cada industria, pueden ser operadas a pie o con un operador a bordo que la conduzca.
Ventajas de las fregadoras industriales:

  1. Rapidez en la limpieza de suelos.
  2. Es muy sencilla de utilizar.
  3. Existen varias combinaciones posibles, desde fregadoras con cable o con batería hasta de operador a pie o las de operador a bordo.
  4. Las fregadoras industriales automáticas no tienen un mantenimiento complicado. Lo que más se desgasta son las gomas de la boquilla o los cepillos de fregado, pero se pueden cambiar forma rápida y sencilla.

Si desea más información, en Dimasa le podremos asesorar a la hora de realizar la elección entre fregadoras y barredoras, además disponemos de una amplia gama de productos a su disposición.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies