Una higiene deficiente es el principal motivo por el que desaconsejar un restaurante, por lo que la limpieza del local es un aspecto que puede marcar el éxito o el fracaso de un restaurante o un bar. No hay que descuidar la limpieza, especialmente en temporada alta, ya que podríamos perder una oportunidad de ganar clientes o, incluso, de fidelizarlos.

Hay que prestar especial atención a la limpieza en zonas donde se manipulen o elaboren comidas, para evitar cualquier contaminación que resulte perjudicial contra la salud. Estos son los ocho puntos críticos a tratar para mantener una correcta higiene en la cocina:

  1. Los fogones. Es recomendable desmontar parrillas, rejillas y fogones para eliminar obstrucciones o restos de comida.
  2. Las campanas y conductos de extracción. Las campanas es una zona donde más grasa se acumula provocando que el rendimiento de la misma baje y aumentando las posibilidades de que se produzca un incendio. Por todo esto, se recomendable limpiar semanal o quincenalmente los filtros, semestralmente el interior de la campana y una vez al año los conductos por parte de una empresa especializada.
  3. Desagües. Aplicar semanalmente productos desincrustantes para reducir los problemas de atascos y malos olores.
  4. Ruedas y patas de mesas. Se deben de limpiar semanalmente con desinfectantes, ya que adhieren suciedad externa, grasas, microorganismos, etc.
  5. Interruptores y manillas. Se limpiarán diariamente con paños y desinfectantes.
  6. Zonas de trabajo. Tanto las encimeras como las tablas de trabajo o corte, que pueden contener restos de comida, se limpiarán tras su uso con desinfectantes.
  7. Suelos y juntas. Limpieza diaria con productos desinfectantes.
  8. Cierres, bajos y laterales de mobiliario. Es necesaria la limpieza quincenal jabonando y aclarando.

Aplicar estos principios le permitirá minimizar los riesgos y elevará el nivel de calidad sanitaria en los alimentos que se sirvan a los consumidores. Desde Dimasa os recomendamos los productos Washpro para el mantenimiento de las cocinas y los restaurantes. En este enlace podrá consultar nuestros productos.

Finalmente, recuerde que en la manipulación de alimentos es muy fácil que se produzca contaminación cruzada, debido a que se puede transferir microorganismos a la comida a través de las manos, los equipos, los utensilios y las tablas de cortar-

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies