limpieza oficinas

Tanto la higiene como  la limpieza son unos factores esenciales y claves en todos los ámbitos de la vida, siendo en el ámbito empresarial donde genera una imagen especialmente importante de cara a los clientes. En los últimos años, se ha producido un incremento significativo en las empresas de limpieza, por lo que necesitamos poder diferenciarnos ante cualquier competidor, siendo la formación de nuestros trabajadores una marca importante de distinción frente a cualquier otra empresa.

De forma general, se piensa que para la realización de trabajos de limpieza no se necesita ninguna formación o ningún aprendizaje , pero ese pensamiento es erróneo. Los trabajadores de la limpieza necesitan una formación constante en higiene y limpieza. Una correcta formación, es fundamental para que los trabajadores sean eficaces y el cliente quede satisfecho.

La imagen de la empresa está ligada a la limpieza que proyecte, por lo que las empresas deben informar a los trabajadores sobre hábitos higiénicos de vida y tratar todo tipo de aspectos de higiene y salud en el entorno laboral. Por todo ello, es de vital importancia que en dicha formación, el trabajador de limpieza conozca qué producto utilizar y en qué superficie aplicarlo, para evitar posibles daños y desgastes tanto materiales como humanos.

En la formación al personal de limpieza, se hará especial hincapié en:

  1. La utilización de manera eficaz y correcta de la maquinaria para limpiar, como son aspiradoras, fregadoras, barredoras, etc.
  2. Utilizar los métodos de trabajo más eficaces a la hora de trabajar.
  3. Comprender qué productos usar y en qué superficies o lugares se deben utilizar.
  4. Conocer la peligrosidad de los productos de limpieza que vamos a utilizar.
  5. Entender los procedimientos de prevención que garantizan la salud y la seguridad, tanto del personal de limpieza como de los empleados y visitantes de la entidad cliente que contrate sus servicios.

Además, elementos como la indumentaria empleada por los trabajadores de limpieza, los guantes, las mascarillas… será primordial a la hora de su uso y lugar donde se vaya a utilizar.

Además, tanto los encargados como los supervisores deberán estar formados en:

  • Planificación y coordinación de los trabajos de limpieza.
  • Desarrollar sus capacidades de liderazgo.
  • Estar al tanto de la actualidad de la higiene y la limpieza para su uso y en la de sus trabajadores.

La correcta formación puede conseguir situar a tu empresa por encima de las demás, en este amplio mercado de las empresas de limpieza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies