FreidoraEl consumo habitual de comidas fritas no es muy saludable; sin embargo, tampoco es malo el consumo de productos cocinados de esta manera. Cuando utilizamos la freidora es muy importante hacerlo correctamente y usando un aceite adecuado para que la calidad de los alimentos sea mucho mejor. Además, un buen mantenimiento de la misma después de cada uso asegurará la higiene y alargará la vida útil de la misma.

La elección del aceite para freír es una de las primeras dudas que nos surgirá. El aceite de oliva siempre será el más recomendado, porque aguanta mejor las altas temperaturas, permite el cocinado de cualquier fritura, posee un rendimiento muy alto y puede ser reutilizado. En caso de decantarnos por otro tipo de aceite, el aceite de girasol, si es alto oleico, sería también muy apto para su uso. Otros tipos de aceite, y en especial los de semilla, su uso se recomienda para un único uso.

El mantenimiento del aceite también es un factor importante, en primer lugar no debemos mezclar diferentes tipos de aceite ni añadir aceite nuevo, aunque sea del mismo tipo, a un aceite ya usado. Tras su uso, debemos filtrar el aceite para eliminar los restos de alimentos que hayan desprendido y evitar perder las propiedades del aceite. No sobrecalentar el aceite, las freidoras suelen oscilar su temperatura entre 160ºC y 180ºC, por lo que debemos elegir bien el aceite para que no se queme. El aceite oscuro o que salga humo de la freidora son señales de que debes de cambiar el aceite de la misma, ya que ambos son signos de que el aceite se encuentra quemado. Finalmente, los productos que añadimos a la freidora deberán estar completamente secos.

La limpieza de la freidora será el último factor al que prestaremos atención. Después de cada uso, si el aceite de la freidora va a volverse a utilizar, se filtrará y se guardará en un recipiente de cristal, para la limpieza de la freidora. Una vez desenchufada, se quitará la canastilla y se introducirá en caliente durante unos 15 minutos; después se pasará una esponja con jabón por todas sus partes y se aclarará con agua caliente. Se debe realizar la misma acción con la freidora. Para zonas con mucha grasa, existe dentro de nuestra gama de productos Washpro una gran variedad de desengrasantes, que se ajustarán a tus necesidades.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies